Ese pedacito de chocolate

Con un café, después de comer, en la noche, con una película, sola o acompañada, ese anhelado y pequeño trozo de chocolate, muchas veces ignorado por el cargo de conciencia, tiene tal poder… Sigue leyendo