El cinturón como accesorio

El a veces olvidado cinturón también forma parte de los accesorios que puede llegar a convertirse en infaltable a la hora de complementar, adornar, armar y hacer distinta una tenida. Porque no es solo cuando se nos caen los pantalones,  el cinturón puede refrescar con un toque de color, moda y diseño nuestra ropa.

Además de su pequeña_gran ayuda para variar nuestro clóset, los cinturones pueden hacernos sentir cómodos, atractivos y a gusto al neutralizar ó potenciar ciertos detalles del cuerpo. Así que según como sea el cinturón, delgado ó ancho, llamativo ó sobrio,  puede destacar los buenos atributos ó todo lo contrario ¡Atención!

"Moda en la calle", Vogue.es

“Moda en la calle”, Vogue.es

Con vestidos, blusas y camisas, un cinturón delgado estiliza al marcar la cintura y puede ser el toque de color ó de moda en una tenida. Si tienes cintura ancha, un cinturón delgado, discreto y de color sobrio ayuda a insinuar una cintura más pequeña.

"Moda en la calle", Vogue.es

“Moda en la calle”, Vogue.es

"Moda en la calle", Vogue.es

“Moda en la calle”, Vogue.es

"Moda en la calle", Vogue.es

“Moda en la calle”, Vogue.es

En un conjunto casual, el cinturón es el toque preciso con prendas básicas y colores neutros.

"Moda en la calle", Vogue.es

“Moda en la calle”, Vogue.es

"Moda en la calle", Vogue.es

“Moda en la calle”, Vogue.es

Los cinturones anchos y de hebillas llamativas dan volumen, acortan y ensanchan. Preferir en cuerpos delgados, con cintura pequeña y tronco proporcionado al cuerpo.

Si deseas disimular un tronco largo con respecto a las piernas, el cinturón ancho  es preciso.

"Moda en la calle", Vogue.es

“Moda en la calle”, Vogue.es

Anuncios