Rituales gratificantes

despert

El otro día me pidieron un listado de momentos gratificantes. Tenía que indagar en mi rutina que hechos estaban presentes habitualmente y que hacían mejor mi día. Fue interesante ponerme a pensar en eso y descubrir, sin darme cuenta antes, que había rituales súper simples, casi automáticos, que me producían satisfacción.

Tomar desayuno con tiempo y tranquilidad, un beso de buenos días, prender la radio, aprovechar desde temprano la mañana, cumplir con lo planificado, tomarme un café con algo dulce, una ducha caliente, un té verde en ayuna, darme un rato en silencio o con música baja para escribir o leer, son algunos de mis rituales que anote en la lista.

Pueden resultar ser cosas súper desapercibidas y comunes, pero la gracia es que estas influyen mucho en como tomamos el día, la disposición a hacer las cosas o simplemente en estar más contentos. Como bien me dijeron, lo ideal es que al menos dos se cumplan a diario. Si podemos cumplir más, mucho mejor. ¡Comienza hoy a escribir tu lista!

Anuncios