Quínoa sagrada

La quínoa, declarada en la actualidad como un “superalimento”, fue durante siglos alimento base en la alimentación de los incas. Posterior a la llegada de los españoles, fue desplazada por otros cultivos como el maíz, haciendo que su consumo se perdiera. Aunque ha costado retomar y/o promover su uso, en la actualidad somos cada vez más los que la incluimos en nuestra alimentación y eso es muy esperanzador en la mejora de los hábitos de las personas.

Es que la quínoa, considerada uno de los mejores alimentos de origen vegetal para el consumo humano, nos entrega tantos beneficios nutricionales como un alimento único, que es casi un deber en estos tiempos, consumirla y fomentar su consumo.

Comúnmente considerada un cereal, es una planta que pertenece a la misma familia de espinacas y remolachas, y que al ser su semilla “sagrada” como la han llamado, un pequeño grano comestible, es que se le ha considerado dentro de los cereales.

quinoa1

Sin embargo, entrega mayor aporte nutricional que cereales como el arroz y trigo. Posee un balance proteico ideal para la alimentación, reemplazando perfectamente a una porción de carne y entregando todos los beneficios a nuestro cuerpo de la mano de los distintos aminoácidos. Posee fibra y minerales en niveles óptimos para el organismo como el hierro, calcio, zinc, fosforo y magnesio. Además de vitaminas del complejo B y E cuya función es antioxidante. Contiene fitoestrogeno como la cinesteina que previene la osteoporosis y alteraciones venidas con la menopausia. Su aporte de grasa es principalmente por omega 3 y omega 6 lo que ayuda a cuidar nuestra salud cardiovascular y prevenir el aumento de colesterol. Es ideal para todas las personas, diabéticos, vegetarianos, celiacos, para prevenir el estreñimiento y osteoporosis. En fin todos sus beneficios y versatilidad la hacen un imprescindible en la alimentación diaria, en las distintas etapas de nuestra vida.

quinoa4

Para su consumo, previamente se recomienda lavarla muy bien (como se aprecia en la foto). Para eso se frota suavemente, la cantidad a utilizar, bajo el chorro de agua para luego enjuagar sobre un colador, repitiendo dos a tres veces. Así, cuando el agua salga cristalina y los granos floten, nos habremos asegurado quitar la saponina que recubre el grano y que da un sabor amargo, lo que la hace lista para cocinar, de igual forma que el arroz y disfrutar con salud.

Processed with Moldiv

Su uso en la cocina es tan variado que se pueden hacer desde hamburguesas, queques y ensaladas hasta reemplazar la avena del desayuno con yogurt o leche. Aquí les dejo dos recetas que he publicado en Paltayok utilizando la poderos quínoa: una saludable ensalada de lentejas y quínoa y un exquisito guacamole andino.

Anuncios